sábado, 14 de noviembre de 2009

AMRISTAR

Decido moverme de McLeod, despedidas y planificación.
4.00 am sale el bus hacia Amristar, 10h de difícil carretera.
Amristar alberga el Templo Dorado, máximo santuario del sijismo.
Con placas doradas se sitúa en medio de un estanque sagrado como un colosal lingote de oro.
Se puede comer en el templo, todo el mundo esta invitado, sentarse con 100 indios en el suelo observandote como comes es todo un espectáculo, pero solo por la comida vale la pena.
Visita al templo,descalza y con velo en la cabeza.
Por la tarde un largo paseo por la parte nueva de Amristar, obviamente me perdí.
Al llegar al hostal decidí que después de vivir tanto tiempo en el norte tenia que salir del kaos indico que suponía todo aquello y dirigirme a nuevos destinos montañosos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario